Selva de Irati

Un lugar mágico donde perderse,

donde sentir la naturaleza en su máximo esplendor,

oír los pájaros, el correr del agua, el sonido del viento entre los árboles, el crujir del suelo, sus olores, sus colores en cada estación... verdes, naranjas, blancos… donde crear tus propias historias... un lugar lleno de historia.

Cuatro valles para conocer, dos más próximos en este lado y otros dos en Francia, senderos para caminar con panorámicas, humedales, bosque, ríos, restos que nos hacen imaginar lo que antaño se vivió, restos megalíticos, cuevas...

Hazte tu propia ruta. Nosotras te damos las propuestas y tu eliges. Dos entradas, por Ochagavía o por Orbaitzeta, ambas diferentes y que te harán sentir. Cualquiera de ellas a media hora de reloj de Jaurrieta.

Entrando por Ochagavia, pasando por el alto de Tapla, que ofrece maravillosas vistas sobre el Pirineo, hasta las Casas de Irati y la Ermita de la Virgen de las Nieves. Allí te darán información de primera mano y elegirás la mejor opción.

Entrando por Orbaizeta, deberás coger el desvío a la derecha, donde está señalizado el Embalse de Irabia. Al pasar por Arrazola te informarán.



 

Cuando salgas de Irati Aezkoa, si aun te quedan ganas de disfrutar de este entorno maravilloso, continua hacia Azpegi, Urkulu, Cueva de Arpea, y desde ahí baja monte a través hasta Donibane Garazi o Saint Jean au Pied du Port..